¿Sabéis cuando una pareja muestra una complicidad absoluta? Cuando los novios son más que felices y disfrutan a rabiar de su día, y nosotros como fotógrafos de boda esto nos encanta.
Ambos se conocen de toda la vida. Empezaron a salir durante su etapa de bachillerato. Se hicieron inseparables aunque poco después sus caminos se distanciarían… Él se fue a estudiar a León y ella a Granada. Nada estaba en sus planes pero todo surgió así. Los primeros años fueron de idas y venidas pero una vez finalizada esa etapa decidieron volver juntos a Cáceres para no separarse nunca más.
Su verdadera historia empezó el día de Reyes. Para ambos es una de sus fechas favoritas. Justo ese día entre todos los regalos encontró una cajita, cuando la abrió estaba allí su anillo y a partir de ahí empezó todo…
El día de la boda, María se alojó en el parador de Cáceres. Durante la preparación le acompañaron toda su familia y sus amigas íntimas.
La ceremonia fue en la iglesia de San Mateo se encuentra dentro del casco histórico de Cáceres. Es una zona muy conservada en la que cuando paseas por ahí no puedes hacer más que transportarte a la época en la que se construyó todo. Justamente, la iglesia está situada donde más le gusta a María y Santi.
El Castillo de la Arguijuela de Cáceres fue el lugar elegido para continuar la boda.
El primer baile lo abrieron los recién casados con una canción que les encanta de Iván Ferreiro(a nosotros también nos encanta Ferreiro).
Nos encanta viajar, y ser fotógrafos de bodas viajando, esta vez en Cáceres, muchisimas gracias María & Santi!!!

 

 

Celebración de la boda  en Iglesia de San Mateo y Castillo de la Arguijuela en Cáceres